martes, octubre 16, 2012

Cobra fuerza en Francia campaña mediática de Versini contra Montiel


Anne Marie Mergier / Apro

“¡Nueve meses sin ver a sus hijos! …  ¡Un día su exesposo no le devolvió a sus hijos! Le dijo por teléfono: ‘Ya no los vas a volver a ver. Se acabó todo’. El presidente mexicano estará en París los días 17 y 18 de octubre. Lo recibirá François Hollande. Usted acaba de someter su caso a François Hollande. ¿Qué es lo que espera del presidente francés, Maude?

“Espero que me ayude a recuperar a mis hijos. Pienso que sin ayuda del gobierno francés no lo lograré”.

Así empezó la entrevista que Maude Versini dio al programa Le Grand 8, del canal televisivo T8. Esa entrevista fue difundida al mediodía y a las cinco de la tarde del 15 de octubre, así como a las dos de la mañana en la noche del 15 al 16. A lo largo del día fue anunciada entre secuencias de publicidad como “la pesadilla de una madre que lleva nueve meses batallando para volver a vivir con sus hijos”.

Le Grand 8 es el programa de moda en Francia. Tiene solamente una semana de existencia, al igual que el T8, flamante canal privado del grupo televisivo Canal+, pero ya hace correr mucha tinta y por el momento atrae a una amplia audiencia.

Su éxito se debe a su concepto un tanto glamoroso: cinco mujeres  inteligentes y elegantes están reunidas en un cómodo estudio de televisión para comentar la actualidad política nacional e internacional, abordar todo tipo de temas sociales y presentar historias singulares.

Tres de estas mujeres son muy famosas en Francia: Laurence Ferrari, conductora del programa, es una periodista de televisión conocidísima. Durante cuatro años presentó el emblemático noticiero de las ocho de la noche del canal privado TF1. Audrey Pulvar es otra periodista política de renombre que suele enfrentar sin parpadear a los políticos. Es también compañera de Arnaud Montebourg, miembro de la dirección del Partido Socialista y Ministro del Redressement Productif (Recapacitación Productiva). Elisabeth Bost, periodista muy profesional, se desempeña como jefa de redacción del programa, y Hapsatou Sy es empresaria.

A lo largo de siete minutos estas cinco mujeres asediaron a Maude Versini con múltiples preguntas. Con voz pausada Versini logró sintetizar su disputa con Arturo Montiel y evitar todo sensacionalismo.

“Usted ni siquiera tiene un número de teléfono al que puede llamar a sus hijos? ¿Usted no los puede ver? ¿Acaba de regresar de México y no los pudo ver?”, preguntó una de las entrevistadoras.

–No. Él rehúsa categóricamente que los vea.

–Su exmarido es bastante conocido en México y creo que su fama no es muy buena… Usted debería tener medios de presión sobre él…”, arriesga otra.

–No tengo tantos. Hace nueve meses que la prensa mexicana habla de mi historia. Eso debería ejercer presión sobre él y el gobierno. Pero no es así. No logré que las cosas avanzaran. No logro convencerlo que me deje ver a mis hijos.

–Me gustaría que se precisara el cargo que ocupaba su exmarido. Es alguien muy cercano al poder…, indaga Audrey Pulvar, compañera del ministro de François Hollande.

–Sí, fue gobernador del Estado de México y excandidato a las elecciones presidenciales de 2006.

Interviene Roselyne Bachelot, exministra de Sarkozy:

–¿Usted tiene la impresión que la justicia mexicana no hace su trabajo? ¿Otra vez hay un problema con la justicia mexicana como en el caso de Florence Cassez?

–Hasta la fecha la justicia mexicana hizo bien su trabajo y me dio la razón. Gané mis dos juicios en México. No me puedo quejar. Pero todo va tan lento…

Después de un breve instante de reflexión, Maude Versini agregó:

–La Convención de La Haya me da el derecho de visitar a mis hijos y a mis hijos el de ver a su madre. Pero nadie hace respetar esa Convención.

–¿No hay sanción si no se cumple con lo que exige un convenio internacional?

–No. Fue por eso que acabo de viajar a México. Quise insistir con los magistrados para que me dejaran ver a mis hijos.

Siguieron más y más preguntas. De repente la conductora del programa propuso que Maude Versini lanzara un llamado a François Hollande:

“Maude está usted de cara a las cámaras. ¿Qué le gustaría decir a François Hollande para lograr que la ayudar?”

Se sorprende un poco Maude Versini, pero muy pronto contestó:

“Enrique (Peña Nieto, el presidente electo de México) va a pasar dos días en París. Es muy, muy importante que François Hollande pueda llegarle al corazón y, sobre todo, que le diga que ya es tiempo que se haga justicia. Gané mis juicios en México y Francia, no puedo creer que no se haga justicia, no puedo creer que no se me pueda devolver a mis hijos”.

Hapsatou Sy, la empresaria, se veía preocupada. Era obvio que conocía casos concretos de disputas de familias binacionales. Explicó que en última instancia se puede pedir la intervención de la policía para obligar a un padre a que entregue sus hijos a su exesposa.

“Ver a policías que llegan en la casa paterna para llevárselos es algo muy violento para los niños”, comentó.

–Ya sé pero no me dejó otra alternativa. Intenté sensibilizarlo. Busqué un diálogo entre padres responsables e inteligentes. En vano. Mis hijos son sus rehenes. Los usa para su venganza personal. Pero los niños no tienen nada que ver en esa historia…

Concluyó Laurence Ferrari:

“Estamos de todo corazón con usted. Y esperamos que tanto François Hollande como el presidente mexicano que se entrevistarán el miércoles en París oirán su llamado”.

A pesar de los esfuerzos de la embajada de México para promover la visita de Peña Nieto a Francia, a nadie parecía importarle realmente esa breve escala del presidente mexicano en su gira por Europa.

Ahora cambió el panorama. La campaña mediática de Maude Versini va agarrando cada vez más fuerza. El semanario femenino Elle le dedicó una página entera en su edición del 12 de octubre; y se va alargando la lista de nuevas solicitudes de entrevistas. El DVD con el llamado de Versini a Hollande y Peña Nieto fue entregado el mismo 15 de octubre a Christian Gravel, jefe de Prensa y de Comunicación, de François Hollande.

Maude Versini y Philipe Lancry recibieron además un correo electrónico del Ministerio de Relaciones Exteriores para confirmarles que el caso Versini-Montiel se trataría al más alto nivel.

Mientras tanto la comunidad mexicana anti Peña Nieto moviliza fuerzas para la manifestación de repudio al presidente electo que  realizará el día 17 de octubre, de las 6 de la tarde a las 8 de la noche en la Explanada de los Derechos Humanos, en el Trocadero, al pie de la Torre Eiffel.

No hay comentarios:

¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]