¡NUEVO! ViCards, sistema que te hace ganar mes a mes sin hacer nada en Internet

Mujeres bichis para ver si Calderón se anima... ¡a renunciar!

Álvaro Cepeda Neri

No está clasificado como un refrán, no al menos en el autorizado índice de refranes en la publicación de una edición especial de Don Quijote de la Mancha, lo de “cosas veredes, Sancho”, aunque se usa como tal. La cuestión es que viene muy a propósito de lo que acaba de pasar en una de las antesalas del auditorio de sesiones de la Cámara de Diputados Federales (que funge como Congreso General, en la apertura de sesiones y en reuniones extraordinarias, por ejemplo, para que el Presidente en funciones presente su renuncia por causa grave). Cinco mujeres, jóvenes y harto hermosas, de pies a cabeza (por lo que a continuación les paso a contar) se desnudaron. Bichis, como el vocablo yaqui-sonorense, es decir, como Dios las trajo, primero al Paraíso, y después al mundo por aquello de “creced y multiplicaos” tras la mordida a la manzana por Adán a invitación de Eva.

Sin ropa posaron para el público (me hubiera gustado haber estado ahí) y los reporteros gráficos que imprimieron lo que las revistas de desnudos se perdieron o tal vez publiquen, si compran el material. Me cuentan que es digno de admirarse lo que hicieron esas cinco mexicanas. Y es que, además de su belleza física con, tal vez lápiz labial, se pintaron en color rojo la frase: “Señor Calderón renuncie”. Y en el resto de su anatomía acusaciones para el panista, referidas a crímenes de mujeres, violaciones a sus derechos y otras imputaciones. Se armó un señor escándalo, mientras en el recinto principal se llevaba a cabo un festejo por el Día de la Mujer.

Varios diputados y asistentes a la Cámara de Diputados, en cuanto se enteraron de quienes como si fueran modelos para algún pintor de desnudos femeninos, estaban posando en protesta anticalderonista, corrieron al acto sorpresivo escenificado por quienes habían entrado vestidas. Y que enseguida se despojaron de sus ropas para con mayores razones llamar la atención. Al ser entrevistadas, adicionaban sus demandas escritas sobre sus senos, abdomen (sin nada de obesidad, me contaron testigos oculares) y muslos, al decir que exigían la renuncia de Calderón, porque éste no ha sabido gobernar y ha permitido feminicidios, violaciones a los derechos, abusos sexuales de militares, etc.

Inexplicablemente al otro día los periódicos no publicaron la fotografía de esos cinco desnudos. Pero, por la radio y de boca en boca se difundió la información. Y es que esas mujeres hicieron su protesta de manera provocadora para ver si así Calderón se decidía a irse. Pero, el panista está dispuesto a seguir aferrado al cargo, a pesar y muy a pesar de que nunca antes (desde Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, De la Madrid, Salinas, Zedillo y Fox, a quienes también plantearon la renuncia) como ahora se está solicitando su renuncia. Unos apuestan a su posibilidad, ya que Calderón de plano no puede. Otros que se desestabilizaría el país. Yo opino que un sacudimiento así es necesario. No pasaría nada, salvo nombrar al sustituto y hasta se compondrían las cosas.